La pornografía gay o para homosexuales son todos aquellos contenidos donde se representan las relaciones sexuales entre personas del mismo sexo y que está dirigida a un público con la finalidad de producir excitación en quien lo ve. Aunque la pornografía en general va dirigida al público heterosexual, la porno gays va enfatizada hacía el público homosexual, este tipo de porno tiene su historia desde la Antigua Grecia y la prehistoria, la pornografía moderna comenzó a tener mayor auge a partir de 1970 con la Revolución Sexual. En la actualidad la pornografía gay mantiene sus productos principalmente en home video VHS, DVD que se transmiten a través de canales de televisión, con imágenes y películas y por supuesto a través de la internet.

Actualmente se calcula que hay alrededor de una 1000 páginas con contenido porno gay en internet, donde es Estados Unidos el país con mayor demanda, es decir, el mayor productor y consumidor de videos y cine en esta categoría porno, siguiéndole Argentina, Brasil y países asiáticos como los mayores espectadores.

En las páginas web se pueden ver formatos de películas, videos, cortometrajes, webcam e imágenes. Existe un proveedor de servicios llamado Globosat quien tiene un canal llamado For Man y un canal de televisión argentina  donde en ambos se muestran videos de contenido de películas porno predominantemente gays.

La versatilidad es un estilo de vida dentro del porno gay, la mayoría no se ajustan a los estereotipos, también es común que una persona versátil tenga sus diferencias según la pareja que tenga; con uno puede actuar como pasivo (ser penetrado) pero con otro ser activo (el que penetra) y en ambos casos se puede incluir sexo oral, besos, caricias, masturbación. Esa versatilidad también incluye la división de responsabilidades dentro de la relación cotidiana de pareja.